El neoliberalismo propuso e impuso un modelo económico de competencia voraz entre hermanos, entre iguales. Durante años nos vimos imposibilitados –o eso quisieron- de ver a quien teníamos al lado como un igual, un compañero con quien pudiésemos construir cosas juntos, discutir qué nos pasaba y buscar soluciones colectivas. La salida, siempre, fue la individual, la del sálvese quien pueda, la del no te metas.
La Universidad no se vio exenta de este paradigma, y junto a la Ley de Educación Superior, vinieron la meritocracia de la nota, el aislacionismo del proyecto de investigación y la venta de servicios como forma de financiamiento.

Ante esto, y gracias a una especial coyuntura nacional que nos ha encontrado a muchos grupos de estudiantes independientes unidos, es que comenzamos hace ya varios años con una tradición que quiere romper con esta lógica individualista que nos ha impuesto el neoliberalismo. Y, entonces, nos hemos comenzado a encontrar compañeros de distintas Universidades del País, en los ya tradicionales Encuentros Nacionales por Carrera. El objetivo: Discutir, desde las realidades más cotidianas de los estudiantes de cada una de las carreras en cada Universidad, las cuestiones relacionadas a perfiles profesionales, planes de estudio, acreditaciones. Es decir, ir de lo particular, del problema que le surge a un compañero cuando no puede cursar todas las materias de un año porque las correlatividades de su plan de estudio son muy rígidas y no se lo permiten, a lo general, al por qué esos planes de estudio se rigidizan, cuándo lo hacen y cómo hacer para cambiar esa realidad.
Y en ese sentido se avanza:
– En Veterinaria, con el XIV Encuentro Nacional de Veterinaria, realizado en Río Cuarto y con la participación de 10 Universidades del país y más de 400 estudiantes.
– En Educación, con el IV Encuentro Nacional de Educación “ La formación profesional y el compromiso con las problemáticas sociales”, con la presencia de 8 Universidades Nacionales y cerca de 300 asistentes. Se contó con la participación en las mesas de personalidades del mundo del trabajo, investigadores, gremialistas, estudiantes, etc., que desde sus lugares aportaron las distintas visiones del fenómeno educativo en el actual contexto nacional y latinoamericano.
– En Comunicación, En Río Cuarto y con la presencia de más de 700 estudiantes, se desarrolló el VII Encuentro Nacional de Comunicación “Identidad, Medios y Poder”. En él distintas personalidades académicas, de la comunicación pública, privada, comunitaria, de organismos de derechos humanos, de cooperativas, etc., compartieron sus puntos de vista y aportes con respecto al derecho a la información plural, al rol de los estudiantes, organizaciones sociales, universidades en el desarrollo de una nueva matriz comunicacional que tenga como actor y artífice a toda la comunidad.
– El IV Encuentro Nacional de Ingeniería y II Congreso Latinoamericano de Ingeniería, “Pueblo, Ciencia, Industria”, se desarrolló en Río Cuarto y contó con la presencia de alrededor de 750 estudiantes de 20 Universidades argentinas y representantes de 7 países de Latinoamérica –entre los que se incluyó la presencia de un representante de la OCLAE-. Se debatió en torno a perfil del ingeniero, matriz productiva, articulación y pasantías de estudiantes, financiamiento educativo, etc. Y, con consenso de todas las organizaciones presentes, se dio forma a lo que es ya hoy una realidad: la flamante Federación Argentina de Estudiantes de Ingeniería (FAEI), que ya cuenta con sus representantes fundadores de distintos puntos del país que están teniendo reuniones periódicas y avanzando en las discusiones que se le encomendaron desde el Congreso Latinoamericano.
Como se puede observar, los encuentros nacionales hoy movilizan alrededor de 2000 estudiantes de distintos puntos del País y Latinoamérica y ya han sido institucionalizados, visto su continuidad, como lugar de debate e intercambio entre estudiantes, profesionales, docentes, trabajadores. El trabajo realizado es muy grande, pero el saldo es más que positivo. En la pluralidad de voces se hallan las respuestas, los proyectos innovadores que resuelvan las necesidades concretas que hoy nuestros pueblos reclaman. Hace ya dos siglos nuestro gran maestro Simón Rodríguez decía “O inventamos o erramos”. Y ahí estamos los estudiantes debatiendo cuáles fueron los motivos que nos han convertido en lo que somos y cuáles son las cosas que debemos hacer para llevar adelante la ya impostergable Liberación Nacional. “Porque esta gran humanidad ha dicho basta y ha echado a andar”, los estudiantes nos estamos encontrando y hemos comenzado a transitar, de la mano, el camino de los pueblos. Cada vez somos más. Sumate.